Científicos descubren escarcha en los volcanes de Marte

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto escarcha en los volcanes de Marte, un hallazgo inesperado dado el clima cálido del planeta. Este descubrimiento, realizado en la región de Tharsis, desafía las percepciones actuales sobre el clima marciano, especialmente porque se trata de la primera vez que se detecta escarcha cerca del ecuador del planeta.

Los volcanes en la región de Tharsis son los más altos del sistema solar, y la escarcha se encuentra en las calderas, grandes cavidades en las cimas de los volcanes creadas por erupciones pasadas. Los investigadores proponen que la circulación del aire sobre estas montañas crea un “microclima” único que permite la formación de estas finas capas de escarcha.

Adomas Valantinas, quien lideró el estudio como estudiante de doctorado en la Universidad de Berna, Suiza, explicó: “Pensábamos que era improbable que se formara escarcha alrededor del ecuador de Marte, ya que la combinación de la luz solar y la atmósfera delgada mantiene las temperaturas relativamente altas durante el día, tanto en la superficie como en la cima de las montañas”. Este fenómeno podría ser un remanente de un antiguo ciclo climático en Marte, donde se producía precipitación e incluso nieve en estos volcanes.

Publicado en la revista Nature Geoscience, el estudio revela que la escarcha solo está presente durante unas pocas horas después del amanecer antes de evaporarse con la luz del sol. Con un grosor de aproximadamente una centésima de milímetro, similar al ancho de un cabello humano, la escarcha es extremadamente delgada pero se extiende vastamente.

Según los investigadores, la escarcha es parte de al menos 150.000 toneladas de agua que ciclan entre la superficie y el aire cada día durante las estaciones frías, equivalente a unas 60 piscinas olímpicas. La región de Tharsis alberga numerosos volcanes que se elevan de una a dos veces la altura del Monte Everest en la Tierra. Por ejemplo, Olympus Mons es tan ancho como Francia.

Modelar cómo se forma la escarcha podría ayudar a los científicos a entender otros secretos de Marte, incluyendo la existencia de agua y la composición de su atmósfera, conocimientos esenciales para futuras exploraciones y la búsqueda de posibles signos de vida.

Para el estudio, los investigadores analizaron más de 30.000 imágenes obtenidas del Sistema de Imágenes de Superficie en Color y Estéreo (CaSSIS) a bordo del Trace Gas Orbiter de la Agencia Espacial Europea (ESA). Los hallazgos fueron validados mediante observaciones independientes, incluyendo las del orbitador Mars Express de la ESA. Estos esfuerzos permitieron descubrir inicialmente la escarcha y luego confirmar su existencia.